Eyaculación precoz

La eyaculación precoz consiste en la incapacidad de decidir cuándo queremos eyacular. Y, generalmente, ese “cuándo” es al poco tiempo o incluso antes de comenzar el acto sexual. Es decir, al mínimo estímulo sexual.

la Eyaculación precoz afecta a las relaciones de pareja

Aunque la eyaculación precoz suele ser un problema común, sigue causando vergüenza y frustración en la mayoría de los hombres, quienes prefieren guardarse el problema y no consultarlo con su pareja o con un especialista. Sin embargo, es importante recalcar que, hacer esto es un error que puede costar caro, pues si no es tratada a tiempo, la eyaculación precoz va socavando la autoestima y causando problemas de pareja que pueden terminar con la relación o impedir tener una.

Dentro de los beneficios que se tienen por ser abiertos al tema, está el descubrir que es posible pasar por episodios donde se eyacule precozmente sin ser precoces. O, en otras palabras, es completamente normal que ocurran casos aislados de eyaculación precoz, que corresponden a una excitación máxima entre la pareja debido a un juego sexual previo al coito en los que, se eyacula rápidamente, pero no significa que sea un comportamiento habitual del hombre. Todo esto debe ser tomado en cuenta antes de pensar en que se está teniendo un trastorno sexual que requiera de tratamiento.

¿Cuáles son las causas de la eyaculación precoz?

Existen múltiples factores que pueden llevar a que el hombre no pueda controlar su eyaculación y por ende, ésta sea inadecuada o se origine cuando el hombre aun no desea proceder a la expulsión seminal, tales factores pueden ser físicos, psicológicos o emocionales, para todos y cada uno de estos aspectos, se recomiendan diversos tratamientos y técnicas que permiten combatir la eyaculación precoz, con el fin de solucionar de una vez por todas el problema, antes que nada, desglosemos los factores causantes de la eyaculación precoz

Factores físicos

  • Desequilibrio en los niveles regulares de hormonas relacionadas a la expulsión seminal
  • Niveles irregulares de los neurotransmisores, sustancias químicas cerebrales que intervienen en la eyaculación (Serotonina y dopamina)
  • Daños a nivel del sistema nervioso
  • Debilidad en el músculo de la zona púbica, específicamente el músculo pubocoxigeo, responsable de las contracciones que permiten la expulsión del semen, esto puede deberse al hábito de la masturbación con el único fin de alcanzar el clímax rápidamente.
  • Glande hipersensible; lo que dificulta controlar el reflejo eyaculatorio durante la penetración de la vagina, debido a los cambios de humedad y temperatura.

También es posible que hayan condiciones hereditarias que influyan en la aparición de la eyaculación precoz.

Factores psicológicos y emocionales

  • Estrés; sentirse en extremo nervioso durante una relación sexual puede generar un alto nivel de estrés o ansiedad, por lo que, puede perderse la concentración necesaria para controlar la eyaculación. El estrés puede deberse al miedo de no cumplir con expectativas elevadas de la pareja, el temor de un embarazo para el que no se está preparado. Las discusiones constantes entre la pareja, la presión o cansancio mental debido a un trabajo agotador, también pueden ser causas emocionales que originen la eyaculación precoz.
  • La baja autoestima puede provocar inseguridad excesiva que haga pensar al hombre que no le es posible controlar la eyaculación cuando la realidad es que, puede llegar a hacerlo si busca la debida orientación y reconoce el problema como un inconveniente que tiene solución.
  • Experiencias sexuales tempranas, incluyendo la masturbación, en las que, el hombre se habitúa a responder rápidamente a un mínimo de estímulo, pues la búsqueda no es el placer pleno sino el clímax inmediato.

¿Qué síntomas presentan quienes son afectados por la eyaculación precoz?

El principal síntoma de este trastorno es la falta de autodominio del hombre para mantener la erección por el tiempo suficiente, para que pueda llevar a cabo la penetración y luego, eyacular en un tiempo prudencial, siendo satisfactorio para sí mismo y a su vez, para la pareja que le acompaña.

Otra característica de quienes padecen de eyaculación precoz, es el hecho de mostrarse ansiosos únicamente por alcanzar el orgasmo, sin darle importancia al disfrute del erotismo envuelto antes y después de la penetración.

Otro síntoma que puede indicar que se está sufriendo de este trastorno es la evasión a la intimidad, más específicamente a las relaciones sexuales, debido a que el hombre, por inseguridad o baja estima, prefiere aislarse para no poner en evidencia su falta de control eyaculatorio.

El diagnóstico de la eyaculación precoz

Como cualquier trastorno de la salud, es importante que no nos dejemos llevar únicamente por nuestra propia percepción o los comentarios y consejos de personas allegadas, es importante buscar a un especialista que nos haga la respectiva evaluación para que el diagnóstico sea el correcto.

El diagnóstico de la eyaculación precoz

En el caso de los trastornos sexuales, el hombre debe buscar a un médico especialista en urología que le haga un chequeo físico para asegurarse de que su aparato masculino funciona adecuadamente, dependiendo de esto, puede ponerse en tratamiento o realizarse alguna intervención quirúrgica o acudir a otro especialista de la salud que determine otras causas del problema, puede ser a un psicólogo, sexólogo, terapeuta, entre otros.

En el mejor de los casos, pueden ocurrir circunstancias aisladas en los que el hombre eyacule precozmente en momentos muy puntuales, sin que esto signifique que se está padeciendo regularmente de este trastorno, habría que analizar la frecuencia con la que se viven tales episodios, la duración de la relación sexual y el momento en el que se eyacula; si es a los pocos segundos de la penetración o antes de ésta por ejemplo.

Asimismo, cada especialista al que deba dirigirse el hombre para el diagnóstico final, muy probablemente practicará una serie de exámenes físicos y de laboratorio para llegar a conclusiones más exactas.

Tratamientos que pueden ayudar a solucionar el problema de la eyaculación precoz

Tratamientos que pueden ayudar a solucionar el problema de la eyaculación precoz

El tratamiento a seguir, depende de lo que haya arrojado un buen diagnóstico, el cual habrá determinado y recogido las causas que han dado pie al padecimiento del trastorno, sin embargo, acá se enlistará un conjunto de posibles tratamientos para todo tipo de diagnósticos, es decir, tanto para la eyaculación que se debe a factores psicológicos, como a la originada por aspectos físicos y emocionales.

  • Terapia sexual: esta incluye asesoría que indague sobre la intimidad, comportamientos y sentimientos relacionados con la sexualidad, sus resultados son a corto plazo y la puede dirigir un psicólogo, terapeuta, trabajador social o médico. Se pueden planificar sesiones individuales o de pareja.
  • Cremas anestésicas retardantes: En el mercado existen varias cremas de este tipo, las cuales son aplicadas media hora antes de tener relaciones sexuales, su finalidad es aminorar la sensibilidad del pene para evitar una pronta eyaculación. Con respecto a estas soluciones temporales, es importante tener sumo cuidado, debido a que, se piensa que pueden llegar a influir negativamente en la erección.
  • Fármacos como tramadol y dapoxetina: El primero es un analgésico cuya efectividad para retardar la eyaculación está comprobada, influyendo en la recaptación de la serotonina, debe tomarse dos horas antes de la relación El segundo actúa a nivel cerebral e igualmente retarda la eyaculación de manera significativa. Ambos medicamentos no deben autorecetarse sino tomarse por prescripción médica calificada.
  • Terapia conductual: Este tipo de terapia concentra su atención en aprender a manejar los pensamientos negativos que influyen en el acto sexual, asimismo, permite que el hombre aprenda a manejarse dentro de situaciones de intenso estrés, a fin de que esto no afecte negativamente su vida, incluyendo la sexual.
  • Ejercicios de Keighel: Son utilizados como un tratamiento cuyos resultados para combatir la eyaculación precoz han sido muy positivos, de manera que, se recomienda al hombre sentarse para orinar y cortar la expulsión de la orina para ubicar el músculo pubocoxigeo, el cuál sentirá al realizar la contracción. Esto debe repetirse en varias ocasiones; contraer por cuatro segundos y soltar, se puede comenzar con seis repeticiones e ir aumentando cada día. En lo sucesivo, las contracciones deben ser más rápidas para asemejarse a las que se tienen al eyacular y combinar esta práctica con pensamientos eróticos para ir ejerciendo autodominio.
  • La técnica de apretar: Con esta técnica se detiene la excitación cuando el hombre siente que ya está próximo a eyacular, en ese momento, la pareja o el mismo hombre ejerce presión sobre el miembro, específicamente en donde el glande se une con el eje, se mantiene la presión por unos segundos hasta dejar de sentir el deseo de eyacular y luego se vuelve a comenzar con la estimulación sexual, repitiendo el mismo procedimiento hasta que ambos consideren que es el momento adecuado para eyacular.  Con esta técnica puede el hombre, luego de varias prácticas, aprender a dominar su reflejo eyaculatorio hasta el punto de convertirse en algo natural para él sin requerir el uso de esta técnica.
  • Técnica de respiración pausada: Se trata de mantener una respiración calmada que esté sincronizada con la penetración, es decir, exhalar al penetrar e inhalar al retirar. Con esta técnica se controla la excitación y por ende, la eyaculación.
  • Tratamientos naturales y medicina no convencional: Dentro de estas alternativas se encuentra el yoga, el cuál al promover la relajación total del individuo, en sincronía con su equilibrio emocional y espiritual, brinda la tranquilidad necesaria para ejercer mayor control sobre sí mismo incluso en el aspecto sexual. Así mismo, existen un conjunto de remedios caseros con diversas plantas, que pueden disminuir el nivel de estrés que por el ajetreo diario, no permitan un sano control del reflejo eyaculatorio durante las relaciones sexuales.

Educación sexual sana

Ahora bien, además de todos los tratamientos ya mencionados, es muy importante comprender que, muchos hombres, a lo largo de sus vidas se van creado una idea errónea del sexo, llegando a pensar que el acto sexual tiene como única finalidad, conseguir placer o satisfacción propia por medio de alcanzar el clímax u orgasmo, por lo que, se dejan llevar impulsivamente por prácticas de masturbación en las que, acostumbran a su cuerpo precisamente a esto, a responder rápidamente a estímulos eróticos, incluso mínimos, con el reflejo de eyacular.

Este hábito trae luego consecuencias muy negativas para las relaciones en pareja, donde se busca el beneficio mutuo y la satisfacción de las dos partes involucradas, esta mala educación sexual trae consigo trastornos como el abordado acá; la eyaculación precoz, que finalmente llega a ser frustrante, penoso y difícil de sobrellevar para quienes no tienen claro cómo abordarlo.

Pese a lo explicado, siempre puede desaprenderse una conducta y reaprenderse de manera adecuada, de allí la importancia de la reeducación sexual, cuyo objetivo es que puedan desecharse viejas ideas que pudieran estar en contra de un sano desenvolvimiento sexual que nos permita disfrutar a plenitud de nuestra parte erótica. Nunca es tarde para comenzar con esta reeducación, siempre y cuando, se tengan claros los objetivos y se converse de manera abierta con la pareja para que juntos puedan llegar a conocerse mejor e indagar sobre lo que les gusta, lo que pueden explorar y explotar para el mayor disfrute de ambos.

Es importante que se tenga claro que, todos los tratamientos descritos pueden ser totalmente ineficientes si no se pasa antes que nada por un proceso profundo de reeducación sexual, de esta manera, sin ninguna duda, los resultados serán completamente satisfactorios y realmente duraderos. Comienza desde ahora a indagar sobre esto y comprueba por ti mismo los grandes beneficios que obtendrás.

leer más sobre las causas de la eyaculación precoz y solución